Médicos Por La Verdad España

Pruebas para la detección de SARS-COV-2

Pruebas para la detección de SARS-COV2

Pruebas analíticas para la detección del SARS-Cov-2

Dentro de las pruebas para la detección  de SARS-COV2, la PCR: reacción en cadena de la polimerasa, es una prueba analitíca para uso en investigación. Por la que su descubridor, Kary Mullis, recibió el premio Nobel de química en 1993. Se basa en la propiedad del ADN de autorreplicarse, por lo que en determinadas condiciones un fragmento de ADN se puede copiar y multiplicar hasta llegar a concentraciones mensurables.

Para el diseño de la PCR es preciso contar con una serie de reactivos entre los que destaca la enzima ADN polimerasa, nucleótidos (elementos básicos de construcción de los ácidos nucléicos) y cebadores o iniciadores (primers) que son pequeñas cadenas de ADN . Estas  sí son específicas se unirán al ADN diana (para formar la doble hebra característica del ADN) y en condiciones propicias
químicas y físicas, irán incorporando nucleótidos hasta amplificar la secuencia original.

Un ciclo de amplificación supone la copia inicial que se irá multiplicando de manera exponencial al repetir el nº de ciclos de amplificación. La RT-PCR: cuando el material que se quiere amplificar es  ARN, es preciso realizar un paso previo que consiste en transcribir la información contenida en dicho ARN al ADN complementario en virtud de la complementariedad de las bases y por tanto, de los nucleótidos que forman ambos ácidos nucléicos.

LA PCR(RT-qPCR )COMO PRUEBA DE DIAGNÓSTICO EPIDEMIOLÓGICO

  • La especificidad de los test PCR depende de la prevalencia epidemiológica de la enfermedad Covid-19.
  • El pico de positivos por PCR no conduce a un pico de muertes 10-20-40 días después.
  • Un RT-PCR verdadero positivo no significa infecciosidad ni virulencia.

Maquina PCR

La PCR no vale como prueba diagnóstica para enfermedades infecciosas

Analizadas las fichas técnicas de varios kits de RT-PCR observamos que especifican que SON SOLO PARA INVESTIGACIÓN y que presentan interferencia con los citados virus y otros patógenos respiratorios. Es decir, reconocen QUE NO SON ESPECÍFICOS PARA EL SARS-COV-2. Por ejemplo en el kit RT-qPCR multiplexado Orf1ab y N se puede leer respecto a su especificidad: “presenta interferencia no específica con el virus de la influenza A (H1N1), virus de la influenza B (Yamagata), virus sincitial respiratorio (tipo B), adenovirus respiratorio (tipo3 y tipo 7), virus de la parainfluenza (tipo 2), Mycoplasma pneumoniae, Chlamydia pneumoniae etc.” Es decir, puede dar positivo CON LOS PRINCIPALES PATÓGENOS RESPIRATORIOS PRODUCTORES DE NEUMONÍA INTERSTICIAL.

Para probar la veracidad de dichas afirmaciones recurrimos a realizar un estudio con el programa Blast (Basic Local Alignment Search Tool ), herramienta de búsqueda de alineamientos de secuencias que permite comparar una secuencia determinada con todas las secuencias almacenadas en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

 

Ver estudio completo