Médicos Por La Verdad España

La vacuna de la gripe y el Covid19

¿Qué tienen en común los países de Bélgica, Perú, el Reino Unido, España, Italia, Chile, Suecia, los EE.UU., México y Francia?

Estos países, los diez primeros en mortalidad por COVID-19 (al 24 de agosto de 2020, según Johns Hopkins), inyectaron a más del 49% de su población anciana con la vacuna de la gripe. Esto contrasta fuertemente con los países del extremo inferior, con tasas de mortalidad/población hasta cuatro órdenes de magnitud menores: Ruanda, Tailandia, Mozambique, Sri Lanka, Papúa Nueva Guinea, Uganda, Tanzania, Taiwán y Vietnam: con la excepción de una tasa de vacunación del 49% en Taiwán, las tasas de vacunación antigripal en estos países son extremadamente bajas.

Si bien cabe objetar que estos países pueden carecer de capacidad para realizar pruebas, un cuidadoso estudio serológico de múltiples países de África ha demostrado que, si bien en realidad se pasaron por alto muchos casos, ello se debe a que los residentes no estaban de hecho muy enfermos – mientras que el número de personas con anticuerpos contra el COVID en Kenya, por ejemplo, era similar al de España, los hospitales nunca se vieron desbordados y no se notificó un exceso de muertes. Sin embargo, si observamos los datos -ya sea entre continentes o dentro de ellos-, las tasas más altas de vacunación contra la gripe parecen trasformar claramente un gran número de casos de COVID de una enfermedad leve a una grave.

Dado que las vacunas contra la gripe están siendo impulsadas agresivamente e incluso obligatoriamente para el otoño del 2020, es fundamental que los ciudadanos y los profesionales médicos revisen el tema. Por favor, siga leyendo para obtener datos, referencias y fuentes.

Ver articulo completo