Médicos Por La Verdad España

Información sobre PCR

“La prueba PCR no detecta el virus en sí, sino pequeñas partes del mismo, comunes en nuestro genoma. No es una prueba válida para diagnóstico de enfermedades víricas.”

EL DIAGNOSTICO

En buena práctica médica, el diagnóstico debe estar basado en la clínica (es decir, en l os síntomas que presentan los pacientes). Cuando el médico, después de hablar con el paciente y explorarlo, sospecha la presencia de alguna enfermedad, pero no tiene l a plena certeza, prescribe la realización de diferentes pruebas, que reciben la denominación de pruebas complementarias. Por primera vez esto no es así. Sin que haya síntomas ni enfermedad propiamente dicha, se está diagnosticando masivamente COVID-19 a través de unos test cuyos resultados están siendo extrapolados abusivamente.

La prueba con la que ahora se pretende diagnosticar la enfermedad que tanto nos preocupa se denomina PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) y se basa en la propiedad del ADN de autorreplicarse hasta una cantidad mensurable.

NO ES UNA PRUEBA FIABLE

Debido a que no se está teniendo en cuenta el error analítico inherente a todas las pruebas de laboratorio, que en este caso ronda el 1,4%, de cada 100.000 test, 1.400 resultados pueden ser falsos. Estas pruebas no cumplen el estándar, por carecer de cultivo del virus, imprescindible para establecer la dosis infecciosa media.

Además, en España, se están realizando hasta 45 ciclos de amplificación, lo que supone una baja especificidad de la prueba y un aumento de los falsos positivos. Estos falsos positivos se han utilizado para sostener el concepto de asintomático (persona sin síntomas) que contagia a los demás. Con base en estos hechos, no hay justificación basada en la ciencia para mantener que las personas con PCR positivas y asintomáticas puedan contagiar.

Ver informe completo