Estudio de las pruebas analíticas para la detección del SARS-COV-2

La PCR: reacción en cadena de la polimerasa, es una prueba para uso en investigación por la que su descubridor, Kary Mullis, recibió el premio Nobel de química en 1993. Se basa en la propiedad del ADN de autorreplicarse, por lo que en determinadas condiciones un fragmento o secuencia de ADN se puede copiar y multiplicar hasta llegar a concentraciones mensurables.

Para el diseño de la PCR es preciso contar con una serie de reactivos entre los que destaca la enzima ADN polimerasa, nucleótidos (elementos básicos de construcción de los ácidos nucléicos) y cebadores o iniciadores (primers) que son pequeñas cadenas de ADN que si son específicas se unirán al ADN diana (para formar la doble hebra característica del ADN) y en condiciones propicias
químicas y físicas, irán incorporando nucleótidos hasta amplificar la secuencia original.

Un ciclo de amplificación supone la copia inicial que se irá multiplicando de manera exponencial al repetir el nº de ciclos de amplificación. La RT-PCR: cuando el material que se quiere amplificar es ARN es preciso realizar un paso previo que consiste en transcribir la información contenida en dicho ARN al ADN complementario en virtud de la complementariedad de las bases y por tanto, de los nucleótidos que forman ambos ácidos nucléicos.

Ver estudio completo

 

8 comentarios

  • Tremendo estudio, muy completo y significativo. A estas alturas uno se pregunta: ¿ Porque no se ha denunciado ante la Justicia los desmanes de este y otros gobiernos así como de los organismos conniventes con ellos por las tropelías cometidas contra los derechos y libertades de la población ?.
    Comprendemos ahora que las pruebas PCR que se hacen sean a más de 40 ciclos, ¿Porque? Pues porque así se pueden justificar todas esas medidas de confinamiento contra la población.
    Comprendemos ahora porque hay organismos como los colegios oficiales de médicos que no se pronuncian públicamente contra el gobierno por obligar a los médicos a que incumplan su propio código deontológico al “tratar” a pacientes por teléfono y no presencialmente. Porque son conniventes.
    ¿Como pueden comprender los ciudadanos que para satisfacer una necesidad vital como la comida se puedan hacer colas en el supermercado y a la puerta de un centro de atención primaria no?
    ¿Que se les va a decir a aquellos familiares de fallecidos por otras patologías que no pudieron ser diagnosticados adecuadamente en un centro de atención primaria antes de ser hospitalizados de urgencia?
    ¿Que tienen que hacer aquellos perjudicados en su trabajo o en su vida por confinamientos que les llevan a la ruina?
    Por si muchos no lo saben aproximadamente mueren por problemas circulatorios en España más de 120000 personas al año, Por problemas del sistema respiratorio otros tantos, por suicidios se estima que más de 20000. ¿Realmente debemos tener más miedo al covid que ha un infarto de miocardio?. ¿Es justo que se empobrezca el país, los servicios de salud y los servicios sociales de millones de personas de forma tan desproporcionada y falaz?

    • La corrupción de los sistemas de ciencia oficiales, es una durisima lección que aprendí delante de mis propios ojos, allá por 1999-2005, en otros temas (Agenda de genero), pero me causó un impacto tremendo.

      Aquellos que por sus conocimientos y cargos públicos de responsabilidad, debían proteger a la población ignorante, la traicionaban.

      Fue espantoso.

      Aquí lo veo igual, y no soy nada optimista,,,,,,,

  • Soy periodista y documentalista.
    Quisiera conversar y entrevistar a algún experto que pueda comentar sobre el valor que tiene la información genética (ADN), que se extrae de las PCR, en el mercado internacional y en el desarrollo de nuevas tecnologías.

    Escribir por email por favor.